30
Dic

0

La vocación de servicio del director de proyecto

El líder de proyecto auténtico sirve a la gente. Sirve a sus mejores intereses, y haciéndolo así no siempre será popular, puede que no siempre impresione. Pero debido a que los verdaderos líderes están motivados por su preocupación por el resto, más que por el deseo de gloria personal, están dispuestos a pagar el precio. Los líderes de proyecto verdaderos creen en los proyectos que gestionan e inspiran a su gente con entusiasmo, persistencia, autenticidad e integridad. El líder de proyecto necesita emplear tiempo con los miembros de su equipo explicándoles que él o ella les servirán como facilitador, diciéndoles que les necesita en su equipo, que quiere su compromiso y conocimiento para conseguir sus tareas y actividades y los respeta. Quiero decir que les aprecia como contribuidores y como seres humanos.

Un verdadero lider de proyecto que sirve a los demás necesita hacer lo siguiente:

  1. Poner a otros por delante de su propia agenda: La primera característica de un director de proyecto con vocación de servicio es la habilidad de poner a otros por delante de sí mismo y de sus deseos personales. Es más que estar deseando poner tu agenda en espera. Significa que intencionadamente eres consciente de las necesidades de tu gente, que estas disponible para ayudarles y eres capaz de aceptar sus deseos como algo importante. Cada director de proyecto debería estar presente, quiero decir que cuando alguien de su equipo viene al director de proyecto a hablar con él o a contarle un problema, el director de proyecto debe parar todas sus actividades y centrarse su atención en la conversación de su miembro del equipo. Estar preparado para escuchar y actuar.
  2. Posee la confianza para servir: El motor real para servir a otros es la seguridad. Muéstrame algún director de proyecto que crea que es demasiado importante para servir, y te mostraré a alguien que es básicamente inseguro. La forma en la que tratamos a otros es realmente un reflejo de lo que pensamos de nosotros mismos. El asunto a resaltar es que realmente queramos a nuestro vecino como a nosotros mismos; que hagamos a nuestra gente lo que hacemos con nosotros. Odiamos no ser tolerantes con otros cuando somos tolerantes con nosotros. Perdonamos a otros cuando nos perdonamos a nosotros mismos. No es el amor hacia nosotros sino el odio hacia nosotros la raíz de los problemas que afligen a nuestro mundo. Yo creo que solo los líderes seguros dan poder a otros. Es también cierto que solo los líderes seguros muestran servicio.
  1. Inicia servicio para otros: Cualquier director de proyecto servirá bien si está comprometido a hacerlo. Y algunos servirán en una crisis. Pero puedes ver el corazón de alguien cuando inicia un servicio para otros. “Los grandes líderes ven la necesidad, calibran la oportunidad, y sirven sin esperar nada a cambio”.
  2. No son conscientes de la posición: Los líderes con vocación de servicio no se centran en el rango o en la posición. Sirven a todos los interesados del proyecto sin ninguna diferencia o distinción. El director de proyecto debe hablar a los directivos y a los ejecutivos, sub-contratistas, miembros del equipo y resto de interesados del proyecto independientemente de la autoridad y poder que tengan. Lo más importante para el director de proyecto es hacer lo mejor para el éxito del proyecto.
  3. Sirven por amor a los demás: Servir no está motivado por la manipulación o la auto promoción. Está alimentado por el amor y el respeto. Al final, la extensión de tu influencia depende de la profundidad de tu interés por otros. Eso es por lo que es tan importante para los líderes de proyecto estar deseando servir.

Cada director de proyecto debe desarrollar sus habilidades de servicio. La gente hace proyectos y nosotros, como líderes, debemos liderar personas para conseguir resultados en los proyectos. La práctica es la clave, pero por favor sé persistente y respetuoso cuando trabajes con gente en los proyectos. Tengo algunas buenas prácticas que compartir contigo si quieres mejorar tu habilidad de servicio como director de proyecto:

  • Realiza pequeñas cosas: Encuentra formas hoy de hacer pequeñas cosas que muestren a otros que les importas. Por ejemplo, haz preguntas a los miembros de tu equipo con frecuencia, no solo preguntas sobre el proyecto sino también preguntas personales. Pídeles “feedback” con frecuencia. Diles que les necesitas en el equipo.
  • Aprende a caminar lentamente entre la multitud: Haz algunos descansos con tu gente cada día, toma una taza de café y habla, entiende sus necesidades y sus problemas. Cuando tu equipo es grande no podrás hablar con todos los miembros de tu equipo cada día pero habla con tus jefes de equipo y espontáneamente habla con gente diferente con frecuencia.
  • Pasa más a la acción: Si la actitud de servicio no es parte de tu vida, la mejor forma de cambiar es empezar a servir.

Tus miembros del equipo te necesitan, usa la reciprocidad con ellos, respétales, muéstrales que cuidas de ellos y los quieres en bien del éxito del proyecto y del negocio. Pon a tu gente primero y gestionarás proyectos con éxito.

Alfonso Bucero, MSC, CPS, PMP, PMI-RMP, PfMP, PMI Fellow

Socio Director

BUCERO PM Consulting

No Comments

Reply