22
Dic

0
Innovation in project management

¿Necesitas innovar como Director de Proyecto?

Cuando tienes problemas en tu negocio para sobrevivir tienes que innovar.

El término innovación significa una nueva forma de hacer algo. Puede hacer referencia a cambios incrementales, radicales, y revolucionarios respecto a las ideas, productos, procesos, u organizaciones. Se hace normalmente una distinción entre la invención, la manifestación de una idea, y la innovación, ideas aplicadas con éxito. La innovación significa una necesidad de cambio. Como la crisis financiera nos afecta bastante, las compañías pequeñas y medianas están viviendo la necesidad de negocio. Yo creo que la necesidad es la madre de la innovación; creo profundamente en ello y es aplicable a los tiempos difíciles en los negocios que estamos viviendo.

Si quieres mantener tu compañía tienes que ganar dinero para sobrevivir. Cuando las fuentes usuales para ganar dinero no están presentes o no existen debido a la crisis financiera, debes buscar otras alternativas. Así es que deberías empezar algo nuevo, deberías empezar algunos proyectos de innovación, hacer algo diferente, la necesidad de negocio genera creatividad para inventar cosas nuevas. La pregunta es si hay alguna diferencia entre gestionar un negocio normal y gestionar un proyecto de innovación.

La dirección de proyectos es el disparador para implementar nuevas ideas y hay varias herramientas y técnicas que hacen que este proceso  sea más efectivo. En la mayoría de las organizaciones en Europa, hay un nivel relativamente alto de competencia en dirección de proyectos; sin embargo el conocimiento de cómo gestionar un proyecto de innovación no está siempre claro.

Europa tiene el potencial para tener éxito en el mercado global, pero para tener éxito las compañías Europeas tienen que ser maestras, no víctimas, del cambio. El aprendizaje como organización es la única forma de asegurar que esa organización pueda cambiar, lo que hace y la forma en que lo hace suficientemente rápido, y suficientemente bien para capturar las oportunidades y vencer las barreras para crecer, Así es que deben innovar. Es importante entender las diferencias entre un proyecto normal y un proyecto de innovación.

En el caso de los proyectos de innovación, sabemos lo que queremos alcanzar y podemos tener enfoques pre-concebidos para conseguir los resultados que queremos, pero a menudo necesitamos adaptar como procedemos o incluso experimentamos a nuestra metodología. Veamos un ejemplo que ilustraría los retos de los proyectos de innovación. Considera el desarrollo de un portal de pacientes (Industria de la Salud). Digamos que queremos utilizar el portal como un instrumento para mejorar el cumplimiento con el paciente con un régimen terapéutico y gestionar la utilización del comportamiento en el sistema de salud. Esto no es algo que construyes como si fuese la jaula de un pájaro. Cuando empezamos podemos no saber en realidad lo que es necesario y podemos no conocer las características detalladas de la población de pacientes – por ejemplo la aparición de la  depresión y las reacciones de los pacientes frente a la tecnología. También necesitamos ver cómo los pacientes reaccionarán a nuestras ideas ingeniosas tales como probar la funcionalidad del sistema antes de “congelar” el diseño. Hay a menudo muchos aspectos de la definición del sistema que requerirán interacción, aprendizaje, re-pensar cosas, nuevos descubrimientos, adaptación, revisión, re-ingeniería y cosas similares.

Yo tuve la oportunidad de revisar alguna información sobre algunos proyectos de innovación de la Unión Europea, y observé los siguientes descubrimientos:

  • Proyectos mal definidos: Los proyectos de innovación tienden a empezar de forma sólida; algunas veces incluso con objetivos ambiguos que se clarifican cuando empieza el proyecto. Las personas necesitan normalmente sentir que avanzan en términos de conocimiento. En estos proyectos tienes que seguir adelante con un alto grado de incertidumbre.
  • Procesos más experimentales: Los procesos utilizados en los proyectos de innovación son más experimentales y de tanteo y raramente siguen reglas estrictas. Aunque los procedimientos varían de un campo a otro, las características identificables se distinguen de las peticiones científicas de otras metodologías de conocimiento. Los investigadores científicos proponen hipótesis como explicaciones de fenómenos, y estudios de diseño experimental para probar estas hipótesis. Estos pasos deben ser repetibles para predecir de forma fiable cualquier resultado futuro. Las teorías que encompasan dominios más amplios de investigación pueden agrupar muchas hipótesis juntas en una estructura coherente.
  • Más diversidad: la diversidad para servir mejor a una base de clientes a heterogénea. Los equipos necesitan ser más diversos y tener un nivel mayor de confianza porque exploran nuevos territorios donde el fallo es una posibilidad.
  • Más sensibilidad con la gestión de riesgos: Con el fallo como una posibilidad inherente, los equipos de innovación están involucrados de forma más activa con la gestión de riesgos en los proyectos y necesitan aprender a fallar y de forma inteligente para moverse hacia opciones más atractivas.
  • Más esfuerzos de venta de proyectos: Los proyectos de innovación generalmente necesitan venderse a los sponsors del proyecto y a los comités de financiación, una responsabilidad no siempre requerida por los equipos de proyecto normales. Puesto que los proyectos los implementan las personas, la habilidad de colaborar y de trabajar de forma efectiva en un equipo es crítica. Los directores de proyecto excelentes honran y gestionan las peticiones, las ofertas y las promesas. Ellos se centran en las incidencias más importantes y en hacer malabares. Tienen lo que parece como un sentido innato del momento, que viene de su exploración contínua del clima del negocio y de entender las prioridades y las preocupaciones de otros.

Los proyectos involucran con frecuencia la toma de cientos de decisiones, un proceso que puede ser tenso con peligro y conflicto a menos que se desarrolle un buen conjunto de criterios previos. Los proyectos pueden también prolongarse con retoques y ajustes a menos que alguien sepa como obtener un acuerdo de que está “hecho”. Una vez que se reconoce el fin, debería celebrarse la terminación, independientemente de que el proyecto fuese un éxito o un fracaso. Estos son  descubrimientos importantes, y deberían ser valiosos para cualquier ejecutivo que sea responsable de gestionar proyectos de innovación.

Alfonso Bucero, MSc, CPS,PMP, PMI-RMP, PfMP, PMI Fellow

Socio Director

BUCERO PM Consulting

No Comments

Reply