26
Ene

0
Today is a good day attitude, Alfonso Bucero

La Actitud del director de Proyecto

Hace bastantes años yo tenía una actitud negativa en mi profesión respecto a mi trabajo y hacia los proyectos que gestionaba. Mi reacción negativa me generó más problemas que ventajas. Poco a poco fui creando una imagen negativa de mí mismo  frente a mis colegas, frente a los miembros de mi equipo y frente a mis jefes. El resultado no fue bueno. Con el paso del tiempo mis pensamientos cambiaron. Yo necesitaba revisar mi actitud. Cuando cambié mi actitud, mi mundo cambió. Esto fue tan fundamental en mi vida para mí que ahora quiero compartirlo con ustedes mis lectores.

 

Definición de actitud

La actitud es muy difícil de definir con precisión pues consiste en cualidades y creencias que no son tangibles. Estamos acostumbrados a hablar sobre la actitud de los individuos, pero es importante reconocer que los equipos de proyecto y las organizaciones también tienen actitud. Usualmente, sin embargo, cuando hablamos de la actitud de una organización, usamos el término “cultura organizativa”. Cuando hablamos sobre la actitud del proyecto, usamos el término cultura del proyecto. La actitud del director de proyecto afecta dramáticamente a la actitud del equipo.

Por ejemplo, una actitud importante de un equipo es la confianza. El desarrollo de un proyecto presenta tremendos retos al equipo de proyecto. Algunas veces puede parecer incluso un acto de fe. Se recogen una cantidad enorme de detalles, se analizan, se organizan, y se asimilan en un “todo” funcional. En los esfuerzos muy grandes, solo unos pocos individuos clave pueden poseer la “foto global”, y esto puede ocurrir a distintos niveles de completitud. Esta ambigüedad puede de vez en cuando probar la confianza de los miembros del equipo. Dadas estas incertidumbres, ¿cómo se siente un equipo seguro y con confianza en el éxito mediante el proceso?, ¿hace que esto se refleje en las actitudes de los miembros del equipo?

 

La actitud es un poder secreto que funciona veinticuatro horas al día, para lo bueno y para lo malo. La actitud es un filtro del cerebro a través del cual   experimentas el mundo. Algunas personas ven el mundo bajo un punto de vista optimista mientras otros ven la vida de una forma pesimista. Obviamente encontré muchas personas en el mundo—no muy optimistas pero tampoco muy pesimistas.

Las personas con actitud positiva se centran en soluciones para el proyecto. Las personas con actitud negativa se centran en los problemas e incidencias del proyecto. Los directores de proyecto con actitud negativa afectan dramáticamente al éxito del proyecto. Es la actitud del director de proyecto ante el proyecto y ante el equipo lo que determinará la actitud del proyecto para el director de proyecto.. Tenemos la opción de escoger la actitud que nos ayudará al éxito de nuestros proyectos y de nuestra organización.

Si quieres saber cómo evaluar tu actitud y poder hacer un plan para mejorar consúltanos o adquiere mi libro “HOY ES UN BUEN DÍA“.

Alfonso Bucero, MSc, CPS, PMP, PMI-RMP, PfMP, PMI Fellow.

 

 

No Comments

Reply